Fuera de Foco

SilviaEl miedo priísta, tan grande como su corrupción

Silvia Núñez Hernández / Fuente de referencia: AGN

Para quienes observamos la “rebatinga política” en el que se encuentra el estado de Veracruz, nos preguntamos: ¿De qué tamaño es el miedo de los priístas, al intentar impedir a través del Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) –que como sabemos es una de las instituciones que cuidan celosamente los intereses del Partido Revolucionario Institucional- se encuentra muy preocupada de echar abajo la coalición “Gran alianza por ti” constituida por parte del Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en los comicios 2012-2013, donde se disputan 212 alcaldías y 30 diputaciones locales.

Demostrando un gran temor, la ola roja realiza una serie de acciones, que más de enriquecer el quehacer político, nos muestra una pobreza espiritual, moral, de falta de ética, de nula capacidad, palpable y constatable por parte del gobierno en el estado de Veracruz.

Pero como dicen vulgarmente el coloquio veracruzano, como pedirle “peras al olmo”, cuando sabemos que los priístas al sentirse limitados intelectualmente con relación a sus contendientes, echan mano de todo lo que pueda para lograr -“toda costa”- perpetuarse en el poder. Es decir, no van a permitir perder la oportunidad que tienen de proseguir viviendo a costillas de los veracruzanos y no salir de su zona de confort, de no derrochar el dinero que no les pertenece.

La denostación y la vulgaridad es el único estilo de vida que los priístas en el poder conocen para subsistir, por ello, comprendo a los ciudadanos cuando dicen: “Estamos hasta la madre del PRI y de la política”.

Para los que estamos y sentimos fuera “del bien y del mal” con relación a la política; podemos advertir que existen panistas y perredistas que tampoco salen muy bien librados con la apreciación bastante decadente, en el que comúnmente incurren los priístas. En verdad que les falta mucho por dignificarse como personas, cosa que a quienes no aspiramos a ningún puesto de elección popular si nos implica, porque desafortunadamente al final del camino, somos los únicos perjudicados.

Debemos exigir como ciudadanos se ejecuten reformas serias y contundentes. En verdad, falta mucho por hacer. No queremos proseguir en la misma circunstancia social, no queremos seguir siendo utilizados en votaciones absurdas, donde gana el más “tromprudo y cochino” pero no aquellos a los que votan los ciudadanía. No queremos instancias “elefantes blancos”, como el Instituto Federal Electoral (IFE), Instituto Electoral Veracruzano (IEV), el Tribunal Federal Electoral (Trife) y el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEF) –por citar algunas dependencias corruptas- quienes protegen, amparan y permiten arbitrariedades por parte de partido que gobierna –llámese estado o país- como es el caso el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde Ecologista y todos aquellos “partiduchos” –que nos cuestan porque los mantenemos- que regula el tricolor.

Ya estamos realmente indignados –al menos ese grupo de personas que no somos comprados por una ridícula y mediocre despensa- de legisladores y alcaldes corruptos- los cuales se dedican a robar y nunca hacen absolutamente nada por la ciudadanía-. Gastan el dinero de los veracruzanos sin ningún tipo de ética, como si este fuera de ellos y endeudan tanto al estado como municipios sin escrúpulo alguno. Existe una lacerante e indignante actitud de simulación por parte de los partidos políticos, los cuales se venden al mejor “postor”, por citar algunos, como el caso de Freddy Ayala -http://claudia180766.wordpress.com/columnas/- y Juan Vergel -http://www.proceso.com.mx/?p=315498-, quienes se reúnen a escondidas con personajes priístas -como Javier Duarte de Ochoa- para ponerle precio a su apoyo.

Podemos observar que quienes actualmente se encuentran en el poder, luchan y son capaces de absolutamente todo, para poder mantenerse en él. No importa el ciudadano –quien es en el que menos piensan- sólo es cuestión de manipular a esos sectores más vulnerables –los pobres- para así poder utilizarlos como títeres, de aprovecharse adecuadamente de su ignorancia, de aventarles un poco de comida en el momento preciso, para que estos, como borreguitos sin voluntad, se volqueen sin ningún tipo de conciencia a su favor.

Cuando se darán cuenta que solo fortalecen a quienes al llegar al poder, jamás los volverán a considerar ni mucho menos voltear a ver. Es imperdonable su postura, porque ni amparados en su pobreza y su ignorancia, podemos entender su falta de dignidad ante estos grupos políticos que sólo los pisotean a su antojo.

Existen comunidades indígenas, que pese a tener las crudas situaciones de pobreza –como los chiapanecos- prefirieren morir luchando, antes de hincarse ante los “poderosos”. Gran ejemplo de dignidad y donde existe un gran respeto a sí mismo y a su comunidad.

Mientras tanto en el poder, los “servidores de sí mismos” reciben cuantiosos salarios, viajes –como los que se están dando un grupo de legisladores veracruzanos priístas en España en este momento- camionetas, lujos, pensiones millonarias para ellos y sus colaboradores, guaruras, comilonas, joyas, mansiones, etc. a costillas de todos nosotros. Hasta cuando despertaremos y mandaremos a la porra a este grupo de incapaces, incultos, y de bajo nivel cultural, pero eso sí, de gran avidez por el dinero, que se creen superiores a y nosotros sin percatarse que muchos de ellos tienen el mismo valor que el cero a la izquierda, como personas.

No existe uno sólo político en la actualidad -del PRI, PAN y PRD- que esté desempeñando un cargo de servicio público, y éste responsablemente comprometido por el bienestar de su contexto social. Para todos ellos -llámese gobernador del estado, legisladores tanto locales como federales, alcaldes, senadores, etc.- los puestos logrados son el resultado de la excelencia y maestría del engaño, del fraude, de la denostación, del complot, de la compra de voluntades, de la falta de ética y de todo aquello que coadyuve a su nefasta posición de beneficiarse y enriquecerse.

Robar y robar sin control, no hay un verdadero y sincero político en el poder, que piense en terminar con la inmundicia en la que han convertido a nuestro estado y municipios a causa de sus malos gobiernos, como el que dirigió, Fidel Herrera Beltrán y dirige ahora, el gobernador, Javier Duarte de Ochoa.

Hasta cuando señor ciudadano despertará. Dejar de ser un Zombie al servicio de unos cuantos corruptos y bastante mal intencionados, ¿hasta cuándo?

Qué me den un nombre, un solo nombre de quienes actualmente está en el poder y le sirva a su pueblo: ¿Duarte? ¿La Gudiño? ¿Manzur? ¿Morelli? ¿ Alguno de los Yunes? – a quienes lleven este apellido y les “venga el saco”-. En fin, hasta ahora ninguno puede exonerarse, no puede ninguno de ellos decir que tienen calidad de servicio y que se desempeñan apegados a la ética y responsabilidad a su comunidad.

Todos, absolutamente todos los que se encuentran en el poder o respondiendo a algún cargo, sólo aspiraron a obtener nuestro voto para enriquecerse incontrolablemente, disfrutar de las prebendas que el puesto les brinda, sin ningún engorro y perjuicio.

Como ciudadanos debemos de mostrar dignidad, pero sobre exigirles a quienes están a nuestro servicio, hagan su trabajo, es parte de la consigna que deben de apegarse quienes se dicen “servidores públicos”. Debemos de recordar que estos son nuestros empleados y deben de cumplir cabalmente con la encomienda, que como ciudadanos le otorgamos.

Inconformarse es elemental para los gobernados, denunciar y exigir sin miedo. Analizar nuestro contexto social y evidenciar todo aquello que este mal para que sean atendidos inmediatamente. Esa actitud, permitirá lograr una libertad plena y de espíritu, acto que ningún “político” puede mellar o limitar.

Tener miedo a denunciar, a exigirles, es faltarse el respeto así mismo. No se debe de limitar el derecho a la libertad y a vivir con dignidad, como con ética y conciencia.

Ciudadano, con esta postura encontraremos el camino de crecimiento, –personal y/o social- de lograr nos traten con justicia, y sobre todo, no permitir que absolutamente nadie nos coarte nuestro derecho a tener una vida digna y de libre albedrío. No permitir que se nos castigue por alzar la voz, de controlar nuestras voluntades y nuestro libre pensamiento –acto que ni estando privada de tu libertad podrían limitar-.

Es necesario que estés consciente que te pueden quitar la libertad, -es decir plagiar o detener físicamente- pero ni así, podrán limitar tu poder pensamiento y tu libertad de expresión. Somos libres, independientes y soberanos, como personas, y ni los hombres más corruptos –como lo son la actual clase política- podrán impedir que personas inteligentes –y aun siendo pobres- nos veamos mancillados por sus incapacidades intelectuales y sus malos gobiernos.

Analiza para que queremos tantos partidos políticos –nos cuestan- que al final se unen. Si se van aliar con otros, que desaparezcan y solo queden los históricos corrientes partidistas -Partido Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática- para que necesitamos más, si no sirven para nada y no son partidos de oposición, sino de simulación.

Solicitudes ciudadanas:

Al ayuntamiento de Veracruz, a las áreas de limpia pública y alumbrado expresamente; ciudadanos que habitan en el fraccionamiento Geovillas del Puerto, les exigen se pongan a trabajar, puesto que existe el problema latente que originan tanto pepenadores, el mal servicio de los trabajadores de los camiones recolectores y de los chóferes de la ruta Chapultepec –que son bastante cochinos- los cuales mantienen el fraccionamiento bastante sucio por la basura que dejan derramada y se requiere, manden a limpiarla, pues los vecinos ya están hartos de recoger y en segundos, los pepenadores la derraman por toda la vialidad.

También, solicitan al director de alumbrado público, deje de dormir y mande sus trabajadores a reponer los focos de las lámparas que se encuentran en la calle La Bamba, avenida Potrero y bulevar Jarocho, donde es una boca del lobo por las noches.

Hacer su trabajo es una obligación, no una opción. Los veracruzanos pagamos sus onerosos sueldos, mínimo téngannos contentos. Esperemos que hoy veamos cuadrillas de limpia y de alumbrado público haciendo su trabajo, sino pueden con él, que renuncien.

A la señora presidenta, esperemos que no haga caso omiso como siempre de las quejas ciudadanas y le reponga al pueblo, la mala decisión que tuvieron algunos de ponerla administrar nuestro municipio.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agninfover.com
fueradefoco67@gmail.com

Twitter:
@AGNVeracruz

Facebook
Agn Infover

Visita http://www.agninfover.com