Estamos construyendo un Veracruz en paz: Javier Duarte

11724_55x• El nuevo enfoque de prevención social pone al ciudadano y a su familia en el centro de las decisiones de las políticas en la materia y una nueva cultura de la armonía y la legalidad debe echar raíz en la conciencia del ciudadano, expresó el Gobernador.
• Firma el Convenio Específico de Adhesión para el Otorgamiento de Apoyos a las Entidades Federativas en el marco del Programa Nacional de Prevención del Delito e Instalación de la Comisión Interinstitucional Estatal para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia

Boca del Río, Ver., 25 de marzo de 2013.- Nuestra cruzada por un Veracruz en paz va por buen camino, siempre hacia adelante, expresó el gobernador Javier Duarte de Ochoa, al firmar el Convenio Específico de Adhesión para el Otorgamiento de Apoyos a las Entidades Federativas en el marco del Programa Nacional de Prevención del Delito e Instalación de la Comisión Interinstitucional Estatal para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

En presencia del subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, el mandatario afirmó que Veracruz respalda el nuevo enfoque de prevención social del presidente Enrique Peña Nieto, quien pone al ciudadano y a su familia en el centro de las decisiones de las políticas en la materia para consolidar una nueva cultura de la armonía y la legalidad.

Dijo que no es fortuito que la creación del Sistema Nacional de Prevención del Delito fuera la primera acción anunciada por el Presidente de la República el 1 de diciembre, así como que el primero de sus cinco ejes sea lograr un México en paz, cuyos objetivos han sido suscritos en el Pacto por México.

También señaló que en Veracruz, la paz y la tranquilidad de las comunidades son la base necesaria para avanzar en una agenda de bienestar, pues “asegurar el cumplimiento de la ley es una de las obligaciones que los veracruzanos asumimos como prioritarias en el desarrollo”.

Duarte de Ochoa destacó que en la entidad se ha enfrentado con firmeza y determinación el fenómeno social de la delincuencia, y se ha hecho con estrategia, con una planificación puntual que permite alcanzar los objetivos y las metas que nos hemos trazado como sociedad.

Refirió que el primer paso era recuperar la tranquilidad, la paz de las calles y caminos, en las ciudades y zonas rurales, y que, teniendo como elemento fundamental para el éxito la coordinación, se establecieron acciones que permitieron alcanzar objetivos y metas en el corto plazo, pues Veracruz es uno de los pocos estados de la República que puede decir que pasó de una situación crítica a un estado de estabilidad.

El Ejecutivo estatal señaló que ahora viene la siguiente etapa, la de la prevención, que consiste en poder asegurar a la sociedad, al crear los espacios en donde los jóvenes puedan desarrollar a plenitud sus capacidades y talentos, se incorporen a actividades constructivas y positivas y alcancen su realización personal como integrantes de una gran sociedad.

De igual forma, apuntó que, en menos de cuatro meses de la nueva etapa que vive la Nación, México ofrece una nueva faz al mundo y se percibe como un país más seguro.

Señaló que ahora la referencia del país en los medios informativos y de comunicación globales ya no es la nota roja, sino su potencial de crecimiento, las reformas legales o su participación en la economía mundial. “Quizás el mejor ejemplo lo constituya esta zona conurbada Veracruz-Boca del Río, donde se registra la mayor llegada de inversiones en su historia, resultado de la confianza social”.

Puntualizó que la entidad avanza hacia una policía estatal con Mando Único, a la vez que se han disuelto corporaciones que habían dejado de ser confiables, solicitando el apoyo de las Fuerzas Armadas donde ha sido necesario, a fin de garantizar la seguridad de la sociedad; papel asumido de manera patriótica por la Marina-Armada de México y el Ejército Mexicano.

Señaló también que la aplicación estricta de la Ley es sólo un estrato de un amplio catálogo de acciones en la materia, que deben descender hasta la raíz del desafío, razón por la que es importante que la prevención sea un proceso en paralelo, porque se trata de quehaceres complementarios y basados en la coordinación.