La derecha recupera el poder en Paraguay; gana Horacio Cartes

paraguayASUNCIÓN, Paraguay.- Mientras se espera que la Justicia Electoral informe el domingo quién es el nuevo presidente de Paraguay, un sondeo a boca de urna indicó que el candidato Horacio Cartes, del opositor Partido Colorado, habría ganado los comicios, recuperando el poder para su agrupación, cinco años después de la derrota ante el ex obispo católico Fernando Lugo.

Alrededor de las 19:05 horas de México, el presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral de Paraguay, Alberto Ramírez, anuncia formalmente que el candidato colorado Horacio Cartes es el nuevo presidente del país.

Al inicio de la jornada, Efraín Alegre, el candidato del Partido Liberal Radical Auténtico, adelantó que no reconocería los resultados de “boca de urnas” ni los de la Justicia Electoral, y que esperaría hasta fines de mayo cuando se difundan las cifras definitivas.

Minutos después de conocer la derrota, el candidato presidencial paraguayo del Partido Liberal, Efraín Alegre, admite su derrota por un margen entre el 5% y el 7% respecto al candidato colorado

Minutos después de conocer que los votos no el favorecían,

Las compañías locales de encuestas dirigidas por Ati Snead, Enrique Chase, Adolfo Grau y Francisco Capli coincidieron en informar que, presumiblemente, Cartes obtuvo la victoria con el 51% de los votos, mientras que Alegre consiguió 34%.

Los resultados parciales, luego del escrutinio del 92% de las actas elaboradas en más de 17.000 mesas habilitadas en todo el país para el sufragio, serán difundidos por el Superior Tribunal de Justicia Electoral unas dos horas después del cierre de las votaciones (0000 GMT).

“El sistema de transmisión rápida de resultados de la Justicia Electoral es igual a los cómputos que hacemos nosotros, son instrumentos extraoficiales para adelantar resultados”, recalcó Alegre en conferencia de prensa.

Pero Basilisia Vázquez, delegada de Alegre ante el Tribunal Electoral, ratificó que ningún resultado será reconocido si no coincide con los resultados propios del PLRA.

“Para el reconocimiento o no de los resultados debemos esperar los cómputos definitivos”, recalcó.

Casi al final de la jornada de votaciones se informó de un ataque armado contra el puesto policial de la comunidad Kurusú de Hierro, departamento de Concepción, a unos 360 kilómetros al norte de Asunción, en la selva del norte del país, en una zona de influencia de la banda guerrillera Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“Tengo la información de que enfrente del puesto policial Kurusú de Hierro murió un atacante y dos policías resultaron heridos pero en estos momentos no puedo confirmar si los agresores fueron del EPP”, dijo a los periodistas el fiscal general del Estado, Javier Díaz.

Kurusú de Hierro es una aldea de campesinos. A unos 45 kilómetros del lugar, el jueves el EPP mató a un peón de estancia en momentos en que talaba árboles en una hacienda. El crimen fue reivindicado en panfletos suscritos por ese grupo, brazo armado del izquierdista Partido Patria Libre, sin representación parlamentaria.