Videgaray: lista, “gran reforma financiera”

Mexican finance minister Luis Videgaray Caso arrives at a G-24 meeting during the 2013 Spring Meeting of the International Monetary Fund and World Bank in WashingtonWashington, DC • El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo en Washington que el país está avanzando hacia lo que será una “gran” reforma de su sistema tributario.

Aunque el funcionario federal primero no quiso dar una fecha exacta, luego precisó que será la próxima semana.

“Tenemos un muy buen avance en lo que estamos planeando hacer sobre una reforma fiscal … (pero) todavía no estamos hablando de ello”, dijo el funcionario en el contexto de las reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

“Será grande”, destacó y “se va a presentar la reforma esta semana”, confirmó el secretario, aunque dijo que la fecha precisa la dará a conocer en breve el presidente Enrique Peña Nieto.

Esta iniciativa se enmarca dentro del paquete de reformas estructurales que el gobierno impulsa desde que asumió el poder Peña Nieto en diciembre pasado, explicó a periodistas Videgaray.

La reforma pretende aumentar los niveles crediticios de la banca comercial, que pese a que “es una banca fuerte, bien capitalizada, con bajos niveles de cartera vencida, (…) presta poco”, dijo Videgaray.

“Se trata de lograr que la banca mexicana preste más y más barato y con énfasis muy especial en las empresas pequeñas y medianas, que son las que generan la mayor cantidad de empleo en México”, destacó el ministro.

La banca de desarrollo también estará incluida en la reforma para “mayor dinamismo y convertirla en motor del crecimiento económico”, apuntó.

Las reformas emanan de un pacto que alcanzó Peña Nieto con las principales fuerzas políticas mexicanas, y hasta la fecha han incluido el sector laboral, educativo y de telecomunicaciones.

Relación con EU

Videgaray también se reunió con el secretario del Tesoro estadunidense, Jack Lew, durante su visita a Washington.

El secretario resaltó la importancia para México de que la economía estadunidense crezca, por lo que saludó el proyecto de presupuesto anunciado por el presidente Barack Obama que balancea estabilidad fiscal con estímulo para impulsar el crecimiento.

“Estados Unidos tiene una clara ruta de corrección fiscal, pero balanceándolo con creación de empleo y crecimiento económico”, dijo.

“Estamos muy preocupados sobre un escenario de bajo crecimiento en Estados Unidos, nuestra economía está significativamente ligada a Estados Unidos, más que a cualquier otra economía, por lo que está en nuestro mejor interés que Estados Unidos continúe creciendo”, dijo.

“Si bien México está en una mucho mejor posición en el frente fiscal, se necesita ser cuidadoso para no obstaculizar los prospectos de crecimiento de economías avanzadas, particularmente de Estados Unidos”, dijo.

Videgaray también expresó desencanto porque el Grupo de las 20 economías industrializadas y en desarrollo (G-20) no se comprometió a intercambiar información sobre las ganancias de las corporaciones multinacionales, lo que ayudaría a combatir la evasión fiscal.

En lugar de insistir en que los miembros firmen un acuerdo internacional antes de la siguiente reunión del G-20 en septiembre, el bloque solo dijo que los “alentaba” a que se sumaran al pacto.

El G-20 tampoco respaldó llamados para que economías avanzadas se comprometan a duras metas para poner en orden sus finanzas públicas, luego de que países como Estados Unidos se opusieron a fijar un objetivo específico para la deuda y déficit.

Claves

Estimaciones

– En sus últimas previsiones, el FMI estimó que México crecerá 3.4% tanto este año como el próximo, mientras que Estados Unidos lo hará 1.9% en 2013 para luego acelerar a 3.0% en 2014.

– Expertos han dicho que México necesita aumentar su recaudación fiscal, que es actualmente la más baja entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) como proporción del producto interno bruto, de 6 a 8 puntos porcentuales del PIB.

– El optimismo sobre reformas económicas clave ha aumentado los flujos de capital extranjero a México, llevando al peso mexicano a niveles máximos de 20 meses, aunque el viernes se depreció a 12.2590 por dólar.