Fuera de Foco

SilviaDuarte y los líderes “charros”

Silvia Núñez Hernández / Fuente de referencia: AGN

Como siempre el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, minimizó el paro de labores que realizaron líderes magisteriales en todo el estado, quienes exigían al gobierno “próspero”, cumpla con el pago de las cuotas controladas por parte del Instituto de Pensiones en el Estado (IPE) el cual asciende a tres mil 850 millones de pesos.

El secretario general del Sindicato Unificado de los Trabajadores al Servicio del Estado y del Magisterio (SUTSEM), Luis Abraham Miranda Ortiz y la representante estatal del Sindicato Democrático de Trabajadores de la Educación de Veracruz, Teresita de Jesús Campo Reyes, desde la 07:00 horas tomaron las instalaciones de la delegación regional de la Secretaría de Educación Veracruz ubicada en la calle Negrete. Indicaron estar muy “indignados” del trato que el gobierno estatal le ofrece al magisterio y a los jubilados, por lo tanto exigieron se les cumpla su pliego petitorio, donde también exigen el pago del adeudo del Seguro Social que oscila en 160 millones de pesos y el pago de las prestaciones que el SAR le realiza a los jubilados.

En entrevista dentro del recorrido del Hospital General de Boca del Río –acto al cual, como siempre llegó una hora tarde- el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa dijo a los medios de comunicación que el asunto del paro ya había sido “planchado” –perdón, solucionado- exitosamente. Con mutis de burla, este empezó a jactarse de la prontitud que tuvo para solucionar el problema –cosa que dudamos en absoluto- y burlonamente dijo: “Aquí en Veracruz, al magisterio se le trata adecuadamente y se soluciona con la prontitud que se merece”.

Al parecer los líderes “charros” –esos mismos que defienden nomás sus propios intereses- se quedaron muy contentos por la “maiceada” que les anunció el ejecutivo estatal quien aseguró les dará un bono de un mes de salario para que celebren su día. Ya sabe inteligente lector, el poder de “Don Dinero” y lo fácil que es que los líderes sindicales sin ética, negocien con la necesidad de la clase trabajadora.

Inconclusas las “sobras” gubernamentales

En el periódico Reforma, se publicó un interesante reportaje sobre las obras inconclusas por parte del gobierno de Javier Duarte de Ochoa. Indica que son alrededor de 15 las que se encuentran inconclusas en los periodos del ex gobernante, Fidel Herrera Beltrán y del actual gobernante, Javier Duarte de Ochoa.

Indica el reportaje del periodista Benito Jiménez, que existen ocho obras que no han iniciado y otras siete se encuentran apenas en proceso, reportando todas ellas una inversión de alrededor de 20 mil millones de pesos.

Las obras a las que se refiere el periodista nacional son:

1. La Torre Pediátrica, quien Herrera Beltrán dio el banderazo de la obra en el 2008 y aseguró que en 18 meses estaría lista. A cinco años, dicha edificación de tan importante centro de especialización infantil sigue en proceso. En el 2011 fue detenida por falta de recursos y la inversión se elevó estrepitosamente, siendo que inicialmente costaría 193 millones de pesos y actualmente se elevó a 275 millones de pesos.
2. Hospital General de Boca del Río, en el cual continúa en un avance del 60 por ciento y fue una de las obras que abandonó en ex alcalde boqueño, Salvador Manzur Díaz y ex secretario de Finanzas y Planeación -cargo que le duró muy poco al ser evidenciado por su participación en el fraude electoral del PRI- el cual declaró el 01 de enero de este año, que concluiría en el mes de marzo del 2013, y donde se destinaría una inversión tripartita de 270 millones de pesos. Obra que aún no ha sido entregada y el avance, a cuenta gotas.
3. Modernización del Hospital Rafael Lucio, con costo de 500 millones de pesos, donde sólo se dio el 50 por ciento por parte del gobierno del estado y se pretendía equipar, ampliar las áreas de cirugía ambulatorias, puerperio de bajo riesgo, cirugía cardiovascular, cirugía de trasplante, hemodinámica, laboratorios y fachada.
4. Modernización del aeropuerto Xalapa. Dicha obra supuestamente iniciaría en el mes de marzo del 2013 con una inversión de 800 millones de pesos, el cual, hasta la fecha no ha logrado consolidarse.
5. Autopista Córdoba-Xalapa, obra en el cual se invertiría alrededor de dos mil 600 millones de pesos, según anunció el ex secretario de Comunicaciones del estado de Veracruz, Raúl Zarrabal Ferat. Fidel Herrera anunció la obra en el 2010 y hasta la fecha, no ha sido concluida.
6. Distribuidor vial Ruiz Cortines, el cual fue anunciado con “bombo y platillo” por parte del actual secretario de Desarrollo Social estatal, Marcelo Montiel Montiel, quien ha manifestado que dicha obra tendrá un costo de 30 millones de pesos. Dicha obra hasta el momento se ha quedado en la pavimentación de algunas arterias para preparar supuestamente la edificación de 360 metros de puente sobre las avenidas de Lázaro Cárdenas y Ruiz Cortines con dos rampas de acceso de 100 metros. Obra que padece del mismo mal, sin pretensión de iniciar por parte del gobierno “próspero”.
7. Presa Hidroeléctrica en el río Los Pescados, obra que es rechazada por los habitantes de Jalcomulco y diversos municipios aledaños al Río Pescados-La Antigua. Pese a la insistencia gubernamental, dicha obra no ha sido terminada.

Pero el periodista se quedó corto con relación a las obras inconclusas en la administración de Fidel Herrera Beltrán y del actual gobierno de Javier Duarte de Ochoa, pues existe un largo listado de obras que no han sido terminadas.

Para muestra un botón es:

1. El túnel sumergido que conectará al municipio de Coatzacoalcos con la congregación de Allende, obra que tiene ocho largos años y aún continúa sin concluir.
2. Las obras y puentes inconclusos del libramiento Paso del Toro-Tamaca-Santa Fe-San Julián.
3. La recién anunciada obra de la autopista Veracruz-Los Tuxtlas
4. La abandonada obra de la autopista Cardel-Poza Rica
5. El distribuidor vial de La Boticaria –que realmente es un simple puente- que se encuentran haciéndole al “loco” y que si antes dicho lugar provocaba problemas de congestionamiento, actualmente se ha incrementado a causa de la obra.
6. La inconclusa obra del kilómetro 13.5 que llevará de Tamsa a la zona portuaria.
7. Las supuestas villas Olímpicas, la rehabilitación de todos los estadios que serán utilizados en los encuentros internacionales de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, obras que no han sido ni remotamente iniciadas por parte del gobierno estatal y que hasta el día de ayer, faltaban 575 días para su inicio.

Actualmente la administración de Javier Duarte de Ochoa ha incrementado la deuda del estado de Veracruz a más de 60 mil millones de pesos. En contraste a las necesidades en las que se encuentra el territorio veracruzano –si se contara con un gobierno realmente próspero- dicho recurso hubiera alcanzado para impulsar obras de infraestructura a la entidad y los habitantes, no tendrían que padecer la inmundicia en la que están atrapados a causa del mal gobierno duartista.

El problema que los ciudadanos no miran a través de los ojos del gobernador del estado, quien es el único habitante veracruzano que ve la prosperidad por doquier, las playas salubres, las obras de infraestructura, la seguridad, las inversiones, las inmensas obras, el empleo, la derrama económica en los sectores empresariales, etc.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agninfover.com
fueradefoco67@gmail.com

Twitter:
AGNVeracruz

Facebook
Agn Infover

Visita http://www.agninfover.com