Crece tráfico de personas con fines sexuales en Latinoamérica

lola02Notimex

El tráfico de personas, en ascenso en América Latina, se ha convertido junto con el de las armas y las drogas, en uno de los negocios más lucrativos del mundo, según un estudio revelado hoy por el diario local El Tiempo.

Una investigación de la Universidad La Sabana, publicada por el periódico colombiano, concluyó que la trata de personas para la explotación sexual en la región, ha crecido en los últimos años, pese a los esfuerzos de las autoridades por controlarlo.

En el caso de Colombia, el estudio estableció que la mayoría de mujeres que son reclutadas para este negocio ilegal son enviadas a sitios como Hong Kong, Singapur, Japón, Barbados, Panamá y Ecuador, indicó en su artículo la publicación.

Según el análisis universitario, “hay evidencia de que en años recientes aparecen otros países de América Latina como receptores del negocio, entre los que figuran Guatemala, Argentina, Barbados, y Trinidad y Tobago”.

De acuerdo con el informe, la situación la estaría generando en el continente, la falta de investigación y de justicia, ante los niveles bajos de investigación penal para quienes hacen parte de las redes de tráfico de personas.

“Para los tratantes en esta región los riesgos de ser investigados penalmente son relativamente bajos; en Argentina, Guatemala y Honduras, por ejemplo, pueden mover sus capitales sin mayores amenazas”, sostuvo la investigación.

Además, agregó el documento académico, se han identificado algunas zonas como “lugares de recreo” en países de América Latina, a donde las víctimas de trata de personas son especialmente solicitadas”.

Este es el caso de Argentina, que según el estudio “se ha convertido en un paraíso fiscal” para las redes criminales de tráfico de personas, pues “pueden mantener tranquilamente sus capitales”, indicó el rotativo en su edición digital.

Otras zonas denominadas como de “recreo” de narcotraficantes, que según el reporte sería el caso de Panamá, tienen la demanda suficiente y la capacidad para pagar lo que cobren las redes por los servicios sexuales, añadió el texto.

“En estas regiones los tratantes (de mujeres) pueden reducir costos logísticos y de transporte y obtener más ganancias”, puntualizó el informe académico.