Desalojan violentamente a cañeros que mantenían tomada autopista Córdoba-Veracruz

caneros1 (1)Córdoba, Ver.- Policías federales y estatales desalojaron con lujo de violencia a productores de caña que mantenían bloqueada la autopista México-Veracruz; tras exigir el pago del subsidio al Gobierno Federal.

Tras mantener el paro por más de 47 horas, los trabajadores del campo fueron tratados de manera brutal por los elementos, quienes incluso al querer salvaguardar sus vidas, fueron emboscados por los policías, destruyeron unas cinco camionetas a golpes, además de dejar inconscientes a cuatro personas de la tercera edad sobre la cinta asfáltica.

Fue alrededor de las 20:10 horas cuando arribaron a la autopista a la altura de Rancho Trejo, unas 25 camionetas con policías granaderos, quienes bajaron de sus unidades a retirar las barreras que habían colocado en ambos carriles.

Ante tal situación, los cañeros formaron vallas humanas para evitar el desalojo, sin embargo, los efectivos lanzaron gas lacrimógeno entre las personas lo que provocó el enfrentamiento.

Los elementos federales y estatales golpearon a los productores, conductores, obreros, que eran testigos del brutal desalojo, e incluso arremetieron en contra de fotógrafos y periodistas que acudieron a cubrir la nota, al grado de quitarles su material periodístico.

Los productores al sentirse amenazados corrieron a resguardarse a una gasolinera, que se ubica a unos 200 metros del Trébol de Rancho Trejo, sobre la carretera federal con rumbo a la Tinaja, donde fueron acorralados y golpeados una vez más por los empleados federales y estatales.

A partir de las 18:00 horas el despliegue policiaco se extendió por toda la zona centro del Estado, por cielo y tierra, para que más tarde estallara el enfrentamiento y comenzó el desalojo de cañeros.

Fue hasta las 20:30 horas, cuando la autopista México- Veracruz, en ambos carriles fue abierta la circulación así como carreteras estatales Córdoba- La Tinaja y Córdoba- Potrero.

Una vez más, elementos policiacos hacen uso de sus “privilegios” de mantener el orden público, usando la violencia para realizar el desalojo de personas, que únicamente exige sus derechos como trabajadores.

Fuente: http://www.latiajusta.com/