Casa Veracruz

karimeHay…

Por: Karime Macias de Duarte

Hay diferentes teorías del desarrollo.

Hay distintos indicadores de nivel de bienestar en cada una de estas teorías.

Hay, dentro de estas teorías, quienes miden el desarrollo en razón del ingreso.

Hay también quienes miden el desarrollo según el índice de felicidad de sus habitantes, como sucede en Bután, cuyo Rey instauró el FBI o Felicidad Bruta Interna como indicador de la calidad de vida.

Hay un indicador que mide el desarrollo en función del número de mujeres que participan en los Congresos.

Hay quienes, desde su particular visión del mundo, ven el desarrollo como la buena vida.

Hay manifestaciones artísticas y culturales que sin duda hacen que la vida sea más bella y más buena.

Hay aquellas que son creadas para hacernos reflexionar.

Hay una semana especial en Veracruz.

Hay eventos sucediendo al mismo tiempo. Somos los veracruzanos anfitriones de ICOMOS, de Iniciativa Suma, de BMW, de la crema y nata de los intelectuales del mundo y de los mejores caballistas del país…..en una misma semana.

Hay en estos días en Xalapa, conferencias sobre conservación del patrimonio cultural tangible e intangible en donde participan más de 15 ponentes de todo el mundo, symposium de ICOMOS quienes escogieron como sede a Coatepec.
Hay mujeres legisladoras trabajando de la mano de Iniciativa SUMA para mantener a Veracruz a la vanguardia en el tema de género.

Hay la Convención de motociclistas BMW que cruzarán el territorio veracruzano, desde Tuxpan hasta Boca del Río, este fin de semana en más de 600 vehículos de este tipo.

Hay la competencia hípica de Coapexpan en donde participan los mejores jinetes y amazonas del país.

Hay Premios Nobel caminando por las calles de Xalapa, escritores árabes que dan conferencias para jóvenes, periodistas que descubrieron el Watergate hablando de su experiencia, por nombrar sólo algunos.
Hay, en la Atenas Veracruzana, el Hay Festival (léase Hey) que sitúa a Xalapa como sede del Festival que Bill Clinton calificó como el Woodstock de la mente.

Hay semanas que me hacen pensar que todo el trabajo de estos 3 primeros años está rindiendo frutos.