Duarte, Proceso y Gina

Salvador MuñozSalvador Muñoz

Los Políticos

La noticia de la mañana del domingo bien pudiera haber sido la revista Proceso al llevar en portada al gobernador Javier Duarte de Ochoa bajo el siguiente título: Veracruz: Estado sin Ley. Pero no… no lo fue…
Desde mi punto de vista creo que la noticia fue la reacción. ¿Por qué? Por los comentarios que despertó en las redes sociales la portada de Proceso. Se los comento y entrecomillo y a la vez me reservo el nombre de las personas que lo dijeron al no contar con su autorización para hacerlos públicos:

* “Proceso de esta semana. Cómprenlo pronto porque lo van a recoger”.

* “Proceso de mañana domingo… ojalá no se acabe”.

* “Mañana confiscan Proceso en Veracruz; yo ya pedí a México que me apartaran un ejemplar…”

* “Revista Proceso 1946, que seguramente será acaparada por gobierno estatal”.

* “Qué bien que no se consumó la censura (ante la foto de una lectora con Proceso)”

* “La censura más fuerte es en Xalapa”

Y una serie de comentarios que van desde la relación con el crimen organizado hasta insultos por la apariencia de Javier Duarte y de refilón, la sugerencia para crear autodefensas. Yo me quedo con esta última: “Ya no queda mucho del Javier Duarte de hace 3 ó 4 años…” y abro un paréntesis supérfluo que se puede saltar hasta su cierre:

(¿Ha notado que bajó de peso el Gobernador? Si checa la foto de la portada de Proceso con el más reciente acto oficial del fin de semana, podrá verlo. Pero no crea el lector que se debe a las constantes preocupaciones que tiene el mandatario estatal ante los hechos recientes, pasados y futuros que tiene que enfrentar y que no lo dejan dormir… no; tampoco porque esté pensando en la paradoja de ver cómo en la mayoría de los periódicos impresos y televisión abierta es adorado y puesto como el más fregón de los gobernadores que ha tenido la historia de Veracruz y en las redes sociales sencillamente es despedazado… mucho menos porque ya le cayó el veinte que la salud también es política y si Gina, Nemi Dib, Harry Grappa ¡vamos! hasta Manuel de León Maza han bajado cantidad de kilos, se veía mal que sus subordinados estén delgados y él no. La verdad es que se desconoce las razones que lo obligan a bajar de peso pero si hubiera que escoger una de las tres citadas arriba, más fácil sería la última…
El asunto es cómo está bajando de peso… aseguran sus cercanos colaboradores que son constantes los mareos (cuasi desmayos) que ha tenido recientemente y que es seguro que se deban a su intención de bajar de peso. Conste: puse “intención” y no “dieta”.
Y es que hay la sospecha de que esté en manos del medicamento milagro que hace que las señoras cuerpos de uva, como la misma Erika Ayala, bajen kilos en un dos por tres, con algo de dieta y ejercicio pero son esos dos ingredientes, dieta y ejercicio, los que no está siguiendo al pie de la letra el mandatario. La medicina milagro es Redotex. Por eso me llamó la atención esa frase: “Ya no queda mucho del Javier Duarte de hace 3 ó 4 años…” Sí, yo le veo menos panza… pero igual de ajeno a la realidad)

Volviendo al tema, la percepción que dejan los comentarios respecto a la portada de Proceso es preocupante por algunos puntos que cito:
a) Censura.
b) Bloqueo.
c) Gina Domínguez.
En el punto A, la percepción que tienen los webonautas (que navegan en la web) es que no todas las noticias son puestas al público para su conocimiento y a la vez, discernimiento.
En el punto B, creen que determinadas revistas que “atentan” contra la imagen del Gobierno estatal son recogidas de los expendios de revistas. Hace poco, Armando Ortiz (amigo y columnista) hacía notar que una cantidad de ejemplares del diario Notiver en un puesto de revistas no estaba a la venta porque estaban apartados para un solo comprador y por lo tanto, no podían venderlo ¡al público!
El punto C, por consecuencia, se personaliza en la coordinadora de Comunicación Social del Gobierno estatal, Gina Domínguez, a quien suponen, es la que manda a generar los puntos A y B.
Luego entonces, la noticia dejó de ser por un momento el Gobernador en Proceso, para dar paso a Gina, la bloqueadora. Que conste, no se afirma, sólo se plasma la percepción que se tiene de su trabajo como Coordinadora de Comunicación Social de Gobierno del Estado…
Como sea, haga lo que haga Gina, Amadeo o Bermúdez, por citar algunos, al final, todo repercute en su jefe… y el pescado, dicen, se pudre por la cabeza aunque se deshaga del cuerpo.