Se entrega Leopoldo López a la Guardia Nacional de Venezuela

Leopoldo Lopez

Fuente: Milenio

Ciudad de México.- Leopoldo López, líder del opositor partido Voluntad Popular y requerido por la justicia venezolana, que lo acusa de la muerte de tres personas en protestas callejeras, se entregó este martes a la Guardia Nacional Bolivariana en una plaza de Caracas en la que se encontraban miles de sus seguidores, constató la AFP.

López, cuyo paradero se desconocía desde hacía una semana, apareció en torno al mediodía en la Plaza Brión, en el sector opositor de Chacaito (este), lanzó un breve discurso ante sus seguidores y se entregó a los guardias, que lo escoltaron hasta subirlo a un camión de esa unidad en medio de un gran alboroto y cobertura mediática, constató una periodista de AFP.

Si mi encarcelamiento vale para el despertar de un pueblo, para que Venezuela despierte (…) valdrá la pena mi encarcelamiento infame: Leopoldo López

“Me presento ante la justicia injusta, ante una justicia corrupta”, dijo López, que apareció vestido de blanco y con la bandera de Venezuela subido en una estatua de José Martí, mientras miles de sus simpatizantes estallaron de júbilo al verlo.

Momentos después de hablar a sus seguidores y de pedirles que se retiraran de forma pacífica, se dirigió hacia los guardias nacionales con una flor blanca en la mano izquierda y la bandera venezolana en la derecha.

Con el rostro tranquilo, caminó escoltado y abordó un vehículo de la Guardia Nacional Bolivariana, que estaba rodeado por cientos de personas que obstaculizaban su paso. Desde su interior el mismo López, mediante los altavoces del vehículo, llamó a la multitud a mantener la calma.

“¡Libertad, libertad!” y “Va a caer, y va a caer, este gobierno por corrupto va a caer!”, gritaban los manifestantes.

(Minutos antes de entregarse a la Guardia Nacional, Leopoldo López emitió un mensaje en su cuenta de Twitter).

“Si mi encarcelamiento vale para el despertar de un pueblo, para que Venezuela despierte definitivamente y que la mayoría de venezolanos y venezolanas que queremos cambio podamos construir ese cambio en paz y en democracia (…) valdrá la pena mi encarcelamiento infame”, dijo López previo a entregarse.

El dirigente, un joven economista educado en Harvard actualmente inhabilitado por la justicia venezolana para ejercer cargos públicos, aseguró que nunca se va a ir de Venezuela y llamó a construir una salida pacífica “a este desastre”, en un país que enfrenta una crisis económica con una inflación de 56,3% y una aguda escasez de alimentos y productos básicos.

La justicia venezolana emitió una orden de captura contra López al acusarlo de ser responsable de la muerte de tres manifestantes el pasado miércoles durante enfrentamientos callejeros que se desataron tras una marcha estduiantil y de opositores, la mayor que se ha registrado desde que Maduro asumió el poder en abril de 2013.