En Contraste

coria

Oscar Coria Reyes

Cuando no sabes a donde debes de ir…

Hace un tiempo que no escribo a raíz de que los temas a nivel nacional, estatal o local, simplemente no me han motivado a hacerlo.

Nunca he sido uno más, ni uno menos, pero cuando escribo lo hago porque lo pienso y porque me consta de manera directa la cuestión en mención, siempre poniéndole mi nombre a lo que escribo, sin escudarme en seudónimos o buscando quien lo diga por mí.

En esta ocasión un tema que está en “boga” y que creo relevante es la forma en que se ha manejado la administración municipal del Ayuntamiento de Córdoba, Veracruz; encabezada por Tomas Ríos Bernal, a quien no tengo (aclaro) la fortuna o des fortuna de haberlo tratado de manera personal, no porque no haya querido dialogar con él, sino porque su “sequito protector” nunca me dejo acercarme a él, con la excusa o el pretexto de que no soy afín a sus objetivos, que sin embargo, creo, soy muy afín, al querer un Córdoba mejor para todos.

He visto con tristeza, como han transcurrido estos casi cuatro meses de su administración municipal, en la cual, la “mayoría” de los medios “independientes” han criticado de manera acre y en ocasiones justificada, en otras irracional, su actuar, criticando, desde las decisiones de a quien incluir en su administración, pasando por los escándalos en las redes sociales, continuando con la exhibición de los “empleados de primer nivel” que solo trabajan unas horas, las fuentes que dejan de ser fuentes, hasta la inclusión en nómina (aviadores) de “porros” que ellos (los panistas), en su primera administración, rechazaban a viva voz.

Siendo uno de los últimos “escándalos” en redes sociales, la tala de árboles que se encuentran frente al negocio Los Portales de Córdoba, que de todos es conocido pertenece, en parte, a la familia de Tomas Ríos Bernal. Situación criticable, no porque se talaran y repusieran los árboles, sino porque, solo se talaron los árboles que se encuentran frente a el mencionado negocio, lo cual hizo crear el “sospechosísmo”, creando el descredito ante la ciudadanía de la figura del alcalde.

Mas sin embargo, pareciera que todo esto tiene sin cuidado a la presente administración, ya que, copiando el fiel estilo priista, del cual ya hay varios que se han vueltos expertos, han preferido la intimidación o la presión, para que los medios dejen de hablar de lo obvio, olvidándose de la concertación y de la negociación, buscando a través de ciertas acciones que los medios no manifiesten lo que la ciudadanía quiere, necesita y debe de saber.

Aun con todo esto, por comentarios de amigos mutuos, se, que en el caso de Tomas Ríos Bernal, aún existe la posibilidad de recomponer el camino, tomando en cuenta que es un hombre que lleva 20 años o más dentro de la administración pública, esperando, que en realidad haga un análisis a conciencia de aquellos recomendados y asesores cercanos, para que se “faje los pantalones” y tome las riendas de un municipio que está dentro de los más importantes en la historia de Veracruz y deje grabado, no con letras de oro, su nombre, sino que lo deje grabado con sentimiento, emoción y acción dentro de los corazones de todos los cordobeses.

Comentarios, críticas y/o sugerencias: oscar_coria4@hotmail.com