Fuera de Foco

silvia NuñezVeracruzanos: A la Marcha por la Paz

Por: Silvia Núñez Hernández

La Marcha por la Paz convocada a través de las redes sociales por parte de la ciudadanía, – programada para el día de hoy a las 17:00 horas- la cual pretende exigir al gobierno estatal ejecute un real sistema de seguridad, que funcione y sobre todo, dé resultados eficientes en todo el territorio veracruzano. Dicha manifestación es incómoda para el gobierno “próspero”, a tal grado que éste ejecutó una campaña de descrédito por medio de correos electrónicos apócrifos, en donde aludían que dicha movilización era convocada por parte de Miguel Ángel Yunes Márquez, alcalde boqueño y la dirigencia municipal del Partido Acción Nacional (PAN) en el municipio de Boca del Río.

Acto realmente pueril. Afortunadamente quienes participarán a dicha marcha, saben y han sostenido que la finalidad de la caminata –que por cierto está convocada para que inicie en la Plaza de Valores y todos vestidos de blanco- es genuinamente ciudadana, dicho sector harto del secuestro literal que mantienen los grupos delincuenciales en el estado de Veracruz, actos que cuentan -en mucho de los casos- con la protección de las instancias procuradoras de justicia. El estado ha demostrado una lacerante incapacidad para resolver la problemática de la seguridad, que en mucho de los casos, jamás son investigados por parte de la Procuraduría General de Justicia en Veracruz, a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras.

Según versión del empresario veracruzano, Javier Sierra Michelena, la invitación la extendieron a habitantes de los municipios aledaños al puerto de Veracruz y Boca del Río, donde también se registran –dentro de su cotidianidad- circunstancias muy difíciles con relación al crimen organizado. Argumentó que se sabe, se invitaron a ciudadanos de las poblaciones de Soledad de Doblado, Manlio Fabio Altamirano y localidades cercanas.

Esperemos que la estrategia estatal no impida el consenso genuino de los ciudadanos de asistir a la Marcha por la Paz, para exigir que el gobierno actual cumpla y deje de ser blando y gris con relación al crimen organizado. Es imperdonable que los ciudadanos tengan que buscar la forma de auto protegerse, cuando es obligación de las autoridades hacerlo y dar resultados, no sólo en la seguridad, sino en todos los rubros.

Sin ser expertos en diferentes materias, se puede ver el caos que mantiene el gobernante en turno al estado de Veracruz es un “secreto” a gritos. La declaración del ejecutivo estatal: “Me tocó bailar con la más fea”, muestra una circunstancia literal que actualmente Javier Duarte de Ochoa mantiene. Es decir, el ejecutivo estatal no le encuentra la cuadratura al círculo, como coloquialmente se dice.

Para los veracruzanos las especulaciones sobre quien es el verdadero culpable: si Fidel o Javier; no sirve da nada. La realidad es más avasalladora, pues la corrupción existente al interior por parte de quienes se encuentran en el poder está ejecutándose y perjudicando a todos poco a poco. Pareciera amable lector, que la situación de inseguridad, fuera algo similar como esperar un turno de una fila enorme. Al final, todos saben que todos tendrán la oportunidad de padecer una situación adversa, ya sea en forma de un secuestro, en el asesinato de un familiar por una bala pérdida, por el allanamiento a su domicilio, por una mala praxis médica, etc.

El día de hoy, muchos veracruzanos tiene una larga lista de exigencias para las autoridades. La inseguridad es una de las principales, pero no la única. Es importante advertir que no se debe de perder el objetivo dicha marcha. No se congrega por la necesidad expresa de los pudientes de Costa de Oro que quieren mecanismo de seguridad especiales para su resguardo, se pretende que se erradique la inseguridad y que verdaderamente las fuerzas del “orden” hagan su trabajo.

La Marcha por la Paz es para todas aquellas familias a los que les ha sido arrebatado el sosiego y el equilibrio, derivado del plagio del hijo o la hija, del hermano o hermana, del padre o la madre, del tío o sobrino, del abuelo o abuela; se marcha en memoria de las personas asesinadas, de todos aquellas personas que no tienen una tumba en donde le lloren su familia, porque sus cuerpos no ha sido localizados. También se marcha para que los crímenes de los 10 compañeros periodistas no queden impunes y para no permitir que manchen su integridad relacionándolos con el hampa que impera en la entidad veracruzana.

Esperemos que la participación de la ciudadanía sea avasalladora. Uniéndonos, marchando y exigiendo, es la única forma para demostrarles a los malos gobiernos que los veracruzanos se encuentran realmente hartos de la falta de compromiso político por parte de quienes viven enquistados en el poder.