La época nos determina más de lo que pensamos: Ana García Bergua‏

* En “Isla de Bobos”, que será presentada en la FUL 2014, cuestiona el patriotismo ciego de la época porfirista; en entrevista reflexiona sobre el vacío de la época actual


Pachuca de Soto, Hgo., a 16 de julio de 2014


“La época nos determina más de lo que pensamos”, afirma Ana García Bergua, quien haciendo gala de ironía pone en tela de juicio el idealismo patriótico y el honor desmedido, dejando a sus personajes a la deriva en una inusitada “Isla de Bobos”, novela reeditada por Ediciones Era y que estará presente durante la Feria Universitaria del Libro FUL 2014, a realizarse del 22 al 31 de agosto en el polideportivo Carlos Martínez Balmori, en la Ciudad del Conocimiento de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

En esta novela que parte de un hecho histórico, García Bergua narra una tragedia real en medio de un relato ficticio y lleva al extremo a un grupo de soldados porfirianos que tras el estallido de la Revolución fueron olvidados y abandonados en la Isla de Clipperton, también conocida como Isla de la Pasión o en este caso, Isla de Bobos, haciendo referencia a la especie de aves que predomina en esas tierras ubicadas en el Océano Pacífico, frente a las costas de Michoacán.

Pero el título también ironiza sobre el patriotismo ciego de uno de los protagonistas, el capitán del Ejército Federal Raúl Soulier, quien decide permanecer en la isla en cumplimiento de su deber a pesar de las terribles condiciones del lugar y el sacrificio que implica para su destacamento, “por eso también es una Isla de Bobos, yo cuestiono mucho la idea del patriotismo ciego, la idea romántica de México y por otro lado, el engaño de la pareja para formar un paraíso en una isla donde no hay nada”, explica Ana.

La autora que en sus novelas acostumbra crear escenarios casi palpables para el lector, gracias a su habilidad para entender las épocas en que se desarrolla cada historia, explica que cada periodo determina nuestra forma de actuar así como ocurre con los personajes de las novelas. “Entender la época te permite comprender la mentalidad de los personajes, imaginar sus reacciones y sus conflictos”, precisa.

A pregunta expresa, señala que la época actual está provocando un enorme vacío en la sociedad mexicana, pues está saturada con un exceso de información y expectativas que mantiene a las nuevas generaciones en una gran superficialidad y no les permite buscar en lo profundo. “No sé en qué nos estamos convirtiendo, quisiera pensar que no forzosamente pueda ser algo malo, pero toda esa información llega torcida y crea algo en nuestro interior”, advierte.

En este sentido, explica que si bien la realidad virtual es parte ya de lo cotidiano, también hay una falta de sentido y la sociedad está experimentando un enorme vacío por el exceso de información, “es como si le pusieran a la gente ante los ojos un montón de cosas a las que hay que aspirar, pero no él por qué debe aspirar a ellas. Están formando seres humanos muy vacíos o muy llenos de internet”, dice mientras apunta la carencia de la cultura humanista, del acercamiento a las artes y a los libros.

Así pues, la ganadora del Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz 2013 por su novela “La Bomba de San José”, hace una invitación a reforzar el amor por los libros como una estrategia que se debe fortalecer desde los hogares y a dejarse llevar a nuevos mundos, más profundos e inesperados; “la literatura tiene mucho de personal, de ser algo que es parte de los recuerdos, que se puede pensar, disfrutar, saborear”, agrega.

De igual forma, recuerda que esta novela surge a partir de una investigación que inició cuando trabajaba como asistente de investigación en la editorial Clío, donde reunió mucha información y tuvo acceso a archivos reservados, como el de la Defensa Nacional, pero finalmente el proyecto documental se canceló y ella se quedó con su investigación, que le tomó cinco años más para convertir en esta novela

El volumen es una publicación de ediciones Era, casa que ha acompañado su trayectoria y alberga la totalidad de sus títulos tanto de novela: “La Bomba de San José”, “El Umbral”, “Púrpura”, “Rosas Negras” e “Isla de bobos” como en los libros de relatos “El Imaginador”, “La Confianza en los Extraños” y “Edificio”.