DEUDA A LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA ATENTADO AL DERECHO A LA EDUCACIÓN

Hilario Barcelata Chávez 

La Universidad Veracruzana ha dado a conocer que el gobierno de Veracruz le debe un total de 2,077 millones de pesos (mdp) que es la suma de los recursos que no se le han entregado durante el período 2008-2015, lo cual pone en riego su funcionamiento y atenta contra el derecho de los estudiantes universitarios a recibir educación superior.

Recursos públicos para el financiamiento de la UV 20082015 

3,629 (Millones de pesos corrientes)

Forma

Esta deuda acumulada año con año ha tenido un salto impresionante en 2015 al presentarse el mayor de los incumplimientos de pago de parte del gobierno del estado. Así mientras que en el período 2008-2014 el monto no transferido fue de 888 mdp (491 de origen estatal y 397 de origen federal) en 2015 es de 1,189, de los cuales prácticamente el total (1,134 mdp) corresponde al subsidio estatal, el resto (55 mdp) es de origen federal.

Forma

ofp@uv.mx www.uv.mx/ofp

Lo anterior significa que durante 2015 el gobierno del estado no ha transferido a la UV el 45% del total de los recursos que tiene presupuestados para este año, obligando a esta institución a trabajar en condiciones sumamente adversas ya que, por ejemplo, este adeudo equivale al 82% del total de los recursos estatales que la UV destina para el pago de servicios personales.

Recursos públicos estatales para el financiamiento de la UV 2015 

2,465 (Millones de pesos corrientes)

Forma

Esta situación deriva en buena medida del irracional, ilegal y corrupto manejo de los recursos públicos que ha realizado el gobierno del estado y que se evidencian en la revisión de la cuenta pública de 2013 que realizó la Auditoría Superior de la Federación, en donde se determinó que el gobierno de Veracruz no entregó ese año a la UV un total de 2,819 millones de pesos (mdp) correspondientes a recursos federales del llamado “subsidio federal” lo cual se señala como presunto daño patrimonial. Asimismo, identificó otros 122 millones de pesos de otros apoyos federales recibidos por el gobierno del estado y que no le fueron entregados a la UV.

Forma

ofp@uv.mx www.uv.mx/ofp

Es muy importante señalar que no existe ningún fundamento jurídico que justifique la entrega parcial de recursos Federales y estatales a la UV en que incurre el gobierno de Veracruz. El convenio que firma la Secretaría de Educación Pública, el gobierno del estado y la UV para formalizar la entrega de esos recursos expresa claramente que estos fondos tienen el carácter de “irreductibles” por lo que deben ser entregados en su totalidad a la UV.

Forma

Para tratar de disminuir tramposamente el enorme adeudo, el gobernador de Veracruz Javier Duarte (acostumbrado a no cumplir sus compromisos financieros, proclive al argumento manipulador y a la mentira) exhibe su “creatividad” y su desconocimiento de la ley inventando un nuevo concepto de gasto para disminuir el monto de recursos que tiene pendientes de entregar a la UV. En su comunicado del 21 de diciembre pasado (Diario de Xalapa 21/12/2015) afirma el gobernador que ha entregado a la UV durante 2015 un total de 1,677.7 millones de pesos (mdp) de los cuales 897.7 se transfirieron directamente, mientras que otros 780 mdp corresponden a recursos denominados “aportaciones de la UV al IPE subsidiadas por el gobierno del estado” que se le entregaron al IPE para que pague las jubilaciones y pensiones de los trabajadores universitarios. Según las cuentas del gobernador, la deuda con la UV sería de 787 mdp (2,465 mdp presupuestados menos 1,677.7 mdp transferidos)

ofp@uv.mx www.uv.mx/ofp

La trampa radica precisamente en la introducción de este concepto de “aportaciones subsidiadas” que se fundamenta en el argumento del gobernador de que las cuotas y aportaciones de la UV suman un monto inferior al que requiere el IPE para pagar las pensiones y jubilaciones de los universitarios, por lo cual “solidariamente el gobierno paga la diferencia al IPE” mediante este subsidio. Evidentemente el gobernador se equivoca porque no existe fundamento legal para imputarle a la UV ese gasto, ya que no es la responsable del pago de dichas pensiones y jubilaciones, pues para eso está el IPE. La obligación de la UV es pagar sus aportaciones como patrón (20% del salario de cada trabajador de acuerdo con el artículo 20º de la nueva ley del IPE) y retener la cuota que corresponde aportar a cada trabajador que es de 12% de su sueldo (artículo 17º). Estas cuotas y aportaciones debe entregarlas al IPE quincenalmente (artículo 24º), cosa que hasta el momento la UV ha venido realizando sin retraso.

Es el IPE la autoridad encargada de otorgar las jubilaciones y pensiones (artículo 75º ) y para ello deberá utilizar las cuotas, aportaciones y la reserva técnica (artículo 16º). Pero la obligación de cubrir las pensiones y jubilaciones en el caso de que los recursos del Instituto no sean suficientes es del gobierno del estado, de acuerdo con el artículo 98º de la Ley 20, que es la que aplica a los actuales pensionados y jubilados. Por todo lo anterior la transferencia que el gobierno estatal ha hecho al IPE por 780 mdp para el pago del déficit de las pensiones no se le puede disminuir a los recursos que el gobierno debe entregar a la UV porque no es responsabilidad de ésta la realización de dichos pagos. Hacerlo constituye una violación a ley.

Dicho de otro modo, la trampa presupuestal no tiene sustento legal y por lo mismo es inadmisible. La deuda sigue siendo de 2,077 mdp. Pero pronto podría empezar a crecer si el gobierno retrasa las próximas transferencias del presupuesto de 2016.