En Contraste

oscar

Oscar Coria Reyes

Yo soy UV, soy Anabel y soy Veracruz

En el caso de la confrontación abierta entre el Gobierno del Estado y nuestra alma mater y máxima casa de estudios la Universidad Veracruzana, es muy triste ver y saber que se le da la espalda a esta institución reconocida a nivel nacional e internacional por su gran aporte a construir profesionistas profesionales, al negársele lo que le corresponde respecto a la entrega de los recursos presupuestales asignados a ella. En virtud de tal situación es de reconocer la labor de quienes dirigen la UV para administrar los recursos, puesto que aun ante la falta de pago por parte del Gobierno del Estado, han sacado y mantenido a flote a la UV, dando un ejemplo de como cuando se realiza el correcto manejo de los recursos, se puede mantener una institución de tal envergadura, pero, obviamente todo tiene un límite.

Es por ello que la Universidad Veracruzana ha tenido que realizar un acto sin precedentes que es el de denunciar a través de las instancias legales pertinentes, el cumplimiento de las obligaciones por parte del gobierno de Javier Duarte, situación que viene a poner en entredicho, una vez más, la actual administración que es señalada por no ser responsable en el cumplimiento de sus obligaciones no solo con la UV, sino con Ayuntamientos a los que no les llegan las particiones federales, con proveedores que día a día hacen cola en la Secretaria de Finanzas para tratar de recuperar lo invertido sin éxito alguno, la falta de pago de becas a estudiantes, la falta de pago a pensionados, entre muchos otros más.

Ante lo anterior es que también me sumo a las personas que exigen un respeto para la máxima casa de estudios de nuestra entidad y mi alma mater la Universidad Veracruzana, que Gobierno del Estado sea claro y transparente con el manejo de los recursos que le corresponden a la UV y cumpla en tiempo y forma para que esta institución siga generando gente de bien que tanta falta le hacen ya ha nuestro de por si lastimado Veracruz por los altos índices de violencia, corrupción e impunidad.

Por otra parte comentar el triste y penoso caso de la periodista Anabel Flores Salazar, quien fue sustraída con violencia de su domicilio y posteriormente encontrada sin vida a kilómetros de su hogar, hecho que se suma a los demás casos de periodistas asesinados, motivo por el cual muchos medios en la entidad no reproducen, ni informan lo que todos sabemos sucede día tras día a lo largo de la entidad. Un hecho que deja claro que esta profesión es de alto riesgo.

Desde aquí nuestro pésame, solidaridad y apoyo a la familia de Anabel para que pronto encuentren justicia y la paz necesaria, y no solo a la de ella, sino también a la familia de los 5 jóvenes de Tierra Blanca, a las familias de los más de 300 cadáveres encontrados en las fosas de Tlalixcoyan, a la familia de los que han sido asesinados y a las familias de los cientos de desaparecidos.

Termino diciendo… Yo soy orgullosamente Veracruzano y me duele que nuestra bella entidad en los últimos meses y sobre todo en las últimas semanas ha sido noticia a nivel nacional e internacional por los yerros de nuestro actual Gobernador y su equipo en el manejo de los recursos, pero sobre todo en sus desafortunadas declaraciones y acciones, de igual forma por los altos índices de violencia que lastiman a todos los veracruzanos sin importar sexo, clase social, política, profesión o religión. Lo que muchos medios veracruzanos no informan por el entendible miedo a las represalias ha sobrepasado los límites de nuestra entidad y han sido los medios nacionales e internacionales quienes han tenido que salir al paso para dar a conocer las barbaries que con total impunidad se suscitan en nuestra entidad.

Levantones, secuestros, asesinatos, amenazas, extorsiones es la constante con la que los veracruzanos nos levantamos día a día, siendo una de las pláticas recurrentes en el transcurso del día, el preguntar “cuanto muertos hubo hoy”, así es, desafortunadamente los índices delictivos a vistas de todos y en aumento, han generado una nueva percepción de la sociedad sobre lo que está ocurriendo, por un lado, casi todos los veracruzanos hemos sido víctima de la delincuencia en algún momento o sabemos de algún familiar o amigo cercano que lo fue. Aún recuerdo hace algunos ayeres como era comentado con broma y sarcasmo el dicho de algunos “chilangos” que decían “chilango que no ha sido asaltado no es chilango”, dicho, que bien, ahora, se podría aplicar a los veracruzanos, pero que ya no causa gracia en virtud de estar viviendo en carne propia esta situación.

Es por eso que “Yo soy UV, Yo soy Anabel y Yo soy Veracruz” #MeDuelesVeracruz

Comentarios, críticas y/o sugerencias: oscar_coria4@hotmail.com oscar.coria4@gmail.com

Síguenos en:

https://www.facebook.com/oscar.coriareyes
https://twitter.com/oscar_coria