Fuera de Foco

silvia Nuñez“La ley para mis amigos”

Un 04 de julio del 2014, Claudio Librero Montero tomó una decisión dolosa en contra de Sharon Montero Landa, su aún esposa. “Me voy a llevar a los niños a comer con mi padre, quien emprenderá un viaje y no los verá por un largo tiempo. Tú ve a casa de tus padres para que duermas un poco y te recuperes un poco de tu reciente parto”. Sharon Montero tenía dos meses de haber dado a la luz a Ana Sofía y consideró un gran detalle de su aún esposo, el cuidar a su recién nacida y a su pequeño de 3 años, Luis Claudio y viajó de Orizaba a la ciudad de Córdoba a casa de sus padres.

Ese fue el último día que los vio, Cuando retornó a Orizaba, encontró que su aun esposo la había convencido de dejar para ir “descansar” a casa de sus padres y así aprovechar la oportunidad de vaciar la casa marital y robarse hasta la última pertinencia de ambos y también despojarla de los más valioso que ella tenía: sus dos pequeños hijos.

Su viacrucis inició con ese secuestro. Su pecado es haberse casado con un hombre proveniente de una típica familia que de la noche a la mañana [usual en Veracruz] lograron tener más de 100 empresas a su “nombre” y dejar su marginal condición económica. Su exitoso enriquecimiento express es tener “relaciones” convenientes como la “amistad” de Javier Duarte de Ochoa, gobernador del estado de Veracruz y Luis Ángel Bravo Contreras, titular de la Fiscalía General del Estado- y servir de “prestanombres” para la consolidación de todas y de cada una de las gasolineras y negocios con los que actualmente cuentan.

La historia la cuenta Sharon Montero Landa de esta forma:

“Buenas noches mi nombre es Sharon Montero Landa (…) Mi historia comienza en 4 de julio del 2014 (…) En ese momento tenía una bebe de 2 meses, un niño hermoso de 3 años, mi aún esposo Claudio Libreros Romero, me había pedido a mis hijos por una hora para ir a despedirse de su papá Luis Ignacio Libreros Trejo, ya que se supone se iría a un largo viaje, por ser mi esposo y papá de mis hijos, y que comían en un restaurante en la misma ciudad, cedí como cualquier esposa, madre normal (…) Esto ocurrió a las 3 pm, recuerdo estar viendo el mundial, llegaron las 4 pm, y aún contestaba mensajes que ya iba, que habían llegado las hermanas de su papá Claudia, Isabel, Angélica Libreros, a las 5 pm insistí en mensajes y llamadas, hasta que las respuestas no eran coherentes y pedí que me llevaran al restaurante donde se reunían (…) Pregunté a meseros, pero ellos nunca estuvieron en el lugar y me fui a la casa de Córdoba donde vivía, abrí mi bolsa y sorpresivamente me di cuenta que en ella ya no estaban mis pertenencias, pues ya no tenía tarjetas, INE, llaves, ninguna identificación (…) Fui a casa de sus papas, tíos, sobrinos, hermanos, donde salió Luis Ángel Mardoniz Librero -su primo- diciendo que no sabía nada. Levanté una denuncia con mi curp sacada de internet, y me enviaron a mi casa con servicios Periciales y un cerrajero, encontrando toda la casa vacía. La fiscalía curiosamente aún sigue investigando el hurto de mi casa como también el robo de un auto de mi padre y el secuestro de mis hijos. Entre otros delitos” acusa la mujer desesperada.

Sharon Montero Landa es una mujer de 32 años de edad la cual con apoyo de su familia, no ha dejado de exigir a Luis Ángel Bravo Contreras que sus “amigos” –la familia Librero- le entregue a sus dos pequeños hijos. En su desesperación, se acercó a Héctor Yunes Landa, Juan Bueno Torio, al propio gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa y todos en diferentes contextos le argumentaron los mismo: “Tú caso está muy difícil y no podemos hacer nada”.

¿Tan difícil es hacer justicia en Veracruz? Por supuesto que Sharon Montero la “tiene muy difícil” cuando lucha en contra de una familia que está total y absolutamente protegida por parte de Duarte de Ochoa y del inepto, cínico y misógino, Luis Ángel Bravo Contreras. Ese mismo fiscal que no repara en ningún momento de utilizar la fiscalía y la ley para proteger a sus amigos y la “justicia” para ensañarse con sus enemigos.

Pero el colmo de la inmoralidad no termina ahí. Como parte de las acciones legales que se han emprendido por parte de la parte jurídica –a cargo de Jorge Winckler Ortíz- promovió un amparo ante el Poder Judicial de la Federación –número de expediente 710/2015- donde la ley la ampara y protege para hacer pública patria potestad y custodia absoluta por parte de la madre y establece las visitas programadas para el padre.

Derivado de ese logro, Sharon Montero mantiene un acercamiento con la propietaria de la franquicia de Gymboree, Guadalupe Piñeros –lugar donde depositaban a sus hijos- para externarle la situación sobre sus pequeños y que por lo tanto, le pedía que le entregara a sus hijos en el momento que fueran llevados a sus instalaciones por parte de Claudio Librero. La mujer, la corrió y le exigió no pisar sus instalaciones y que si volvía a pisarlo, la iba a demandar legalmente. ¿Coludida? En su totalidad, al grado de que el día de ayer, Montero Landa asistió en las instalaciones del plantel educativo ubicado en la calle Morelos número 3227 con clave 30PJN0979J en la localidad de Córdoba, para que le sellaran de recibido un oficio expedido por la Jueza Cuarta de la Agencia del Ministerio Público Investigador, en el cual les solicitaba información al plantel educativo sobre los pequeños.

“En el plantel Gymboree me dijeron que no podían sellarlo y me mandaron a buscar a Guadalupe Piñero a una escuela primaria –también de su propiedad- de nombre Keystone, ubicada en Fortín de las Flores. Ahí me hicieron esperar por dos horas a la mujer Guadalupe Piñeiro y luego fui traslada a un cuarto con cámaras de video vigilancia por un trabajador de la mujer. A los cuantos minutos ingresó en la habitación la mujer colérica, gritándome que ya estaba harta de mí y de manera casi simultánea, me empujó y yo caí de espaldas a una copiadora para asentarme varios golpes en cara y cuerpo (…) Sin percatarme ingresó su marido quien aprovechó que me incorporé de la agresión de su mujer, se fue también en mi contra y me lanzó hacia un escritorio que estaba en el lugar (…) Trastabillé y caí, Guadalupe en ese momento empezó a patearme y me gritaba que ahora ya no me iba a demandar, pero que si seguía molestándola me iba a matar (…) Piñero y su esposo tomaron mi celular e iniciaron a destruirlo y posteriormente salieron de la habitación, pero me enviaron a un sujeto, el cual me mantuvo secuestrada por más de 20 minutos (…) Con mi celular roto, logré comunicarme al 066 con la policía estatal, quienes llegaron en un lapso de 10 minutos –afortunadamente si llegaron pronto- y fue como el sujeto, Guadalupe y su marido, me dejaron en libertad”.

Montero Landa interpuso una denuncia más –de las diez ha interpuesto ante la FGE pero que con ninguna procede- con número de expediente 1411/16 en Fiscalía Regional en Córdoba, Veracruz en donde le realizaron un estudio médico para dar fe sobre las agresiones físicas a las que fue objeto por parte de Guadalupe Piñero y su esposo.

Llorando, desesperada y sin encontrar respuestas que le ayuden a entender de la forma que Luis Ángel Bravo Contreras no procede ante ninguna de las carpetas con las diversas denuncias que ella ha interpuesto.

Indudablemente se constata lo dicho por Javier Duarte: “La ley para mis amigos, la justicia para los enemigos”. Es así como este castrante gobierno, integrado por corruptos, utiliza el poder para destruir a los ciudadanos veracruzanos.

Pescado infraganti

El cinismo de Javier Duarte de Ochoa y del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Yunes Landa no tiene precedente. La distribución de pescados operada con personal que usted y yo pagamos amable lector, por parte de Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública es una alegoría a la corrupción que este “maldito” gobierno impera es ya indignante. Aquí hay de dos aguas: o el aspirante rojo es literalmente un imbécil utilizando estrategias pueriles, típico de su corriente ideológica y acción que tiene hasta la coronilla a los ciudadanos o de plano, el nutrido gobernante ya amarró con algún candidato postulante de no pisar la cárcel y en abierto operar en contra de su negado y falto de inteligencia, candidato rojillo.

Repartir productos marinos a los ciudadanos a quienes estereotipan como “marginados”–esos mismos que no tienen dignidad y mucho menos civilidad, que son capaces de hasta aceptar despensas con latería caduca y semillas con gorgojo-. Lo penoso, es que en las fotografías que circularon en las redes sociales, pudimos observar que las personas que arribaron a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de bajos recursos no se veían.

El día que la sociedad entienda que saciar su apetito por un solo día y morir de inanición por seis años –en este caso dos- amparando un gobierno corrupto, sin ética, sin escrúpulos, que se empodera y no gobierna, y elija mejor una elección consciente, una elección de un personaje político que sepa que si no gobierna para la sociedad se le echará sin conmiseraciones, otra cosa sería.

Hay que analizar, aunque sea difícil hacerlo porque al final ninguno de los aspirantes convenzan al 100 por ciento. Si se vota por Héctor Yunes Landa es abonar a un gobierno similar, una réplica fiel del gobierno de Javier Duarte de Ochoa. Un gobierno en donde jamás le hará justicia a los veracruzanos y que es más que obvio será una continuidad de este aberrante gobierno, en donde se instalarán las rémoras que han saqueado al estado y se perpetuarán al menos otros dos años más para continuar enriqueciendo. En donde continuarán las desapariciones de personas, en donde violentarán los juniors a niñas indefensas bajo la protección de Luis Ángel Bravo Contreras. Indudablemente este sujeto en el poder, será la abominación real de un títere, un zombie, un ente que no gobernará ni los impulsos de su desangelado individuo, sin gracia ni gloria.

En el caso del primo incómodo, Miguel Ángel Yunes Linares, abanderado de la alianza PAN-PRD pretende ser quien meta a la cárcel todo aquel huela a Javier Duarte de Ochoa, pero principalmente que apeste a la “Nauyaca”, Fidel Herrera Beltrán. Su estrategia está ayudando a que muchos se declinan hacia él pues quienes radican en el estado de Veracruz, si algo tiene en común, es desear con firmeza ver en la cárcel a Duarte y sus secuaces. Pero existe también un gran extracto de la sociedad que no llegan a estar plenamente convencidos. Yunes Linares representa una “alerta roja”, porque tiene también un historial poco claro y convincente. Es un personaje que se le conoce como impositivo –causa por la que salió del PRI- y se posicionó en el Partido Acción Nacional en donde también ha tenido sus contrariedades. Se ha sabido mover con relación a la cúpula panista, acto que ha logrado que hasta dos sus hijos ahora ocupen puestos de vital importancia en el poder. Yunes Linares es un personaje de familia con estirpe, adinerada; pero para el hoy candidato a la gubernatura de Veracruz, a tan favorecida situación económica le faltaba toque de poder que él necesitaba. El grupo yunista está conformado con personas de hijos de empresarios o personas que al menos se piensan y se sienten de dinero. Un grupo elitista, muy cerrado. Independientemente de todo, muchas personas prefieren arriesgarse que a repetir esta maldición llamada, Javier Duarte de Ochoa.

El candidato de Andrés Manuel López Obrador, dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el para muchos desconocido, Cuitláhuac García Jiménez. Un sujeto que en lo que va la campaña tomando cuerpo, se encuentra posicionándose en la preferencia de muchos ciudadanos; sobre todo, los intelectuales.

Al parecer genuinamente quienes se están quedando en la loca “carrera” de alcanzar la gubernatura del estado de Veracruz, son realmente Miguel Ángel Yunes Linares y Cuitláhuac García Jiménez. Héctor Yunes Landa tal vez el único voto seguro que tendrá, es el propio, el señor no logra consolidarse y eso sí, el repudio hacia su persona es más emblemático que la aceptación. Por lo tanto, será descartado de la preferencia electoral. Claro, ellos siempre buscarán personas que por un kilo de gorgojos –perdón de arroz- den su voto a este ignorante candidato.